24 de marzo de 2016

GNOME 3.20 ya disponible

Cada seis meses el equipo de GNOME publica una actualización estable de su entorno de escritorio. Ayer día 23 se presentó GNOME 3.20, la última iteración, con mejoras en multitud de aplicaciones del proyecto GNOME así como mejoras en las librerías y componentes principales que permiten a los desarrolladores crear más aplicaciones para este entorno de escritorio.

El nuevo y mejorado buscador de Nautilus. | Foto: GNOME.org

Mejoras en las aplicaciones

Entre las mejoras a las aplicaciones principales del proyecto GNOME, una de las más interesantes es el mejorado buscador que tiene ahora Nautilus, permitiendo buscar elementos de una forma más precisa buscando elementos de un tipo concreto modificados en épocas concretas. Cada vez tenemos más información en nuestros ordenadores, por ello todo lo que sea mejorar la búsqueda y el acceso a la información, será estupendo.

Otras aplicaciones han recibido también mejoras sustanciales. Es el caso, por ejemplo, de GNOME Software, la aplicación para buscar nuevos programas para el ordenador. Con el soporte para aplicaciones sandboxeadas (más en un momento) ahora es más fácil instalar programas nuevos en el ordenador y controlar sus permisos. En el caso de otras aplicaciones, como GNOME Calendar, se ha mejorado la forma de interactuar con el calendario facilitando la creación de nuevos eventos y la organización de los que ya tenemos.

Accesos rápidos

Una de las mejoras más interesantes en casi todas las aplicaciones es la posibilidad de ver de un vistazo todas las combinaciones de teclas que trae una aplicación, pulsando la combinación de teclas Ctrl + F1 o Ctrl + ? según la aplicación.

¿Necesitas ayuda con las combinaciones de teclas de una aplicación? Las tienes a un gesto de teclado. | Foto: GNOME.org

Mejoras para desarrolladores

Una de las características que más llama la atención es el soporte para xdg-app. xdg-app es un nuevo tipo de contenedor que está siendo desarrollado con la intención de crear aplicaciones portables, distribuidas a través de bundles, que contienen todos los recursos empaquetados y que están diseñadas para ser fáciles de utilizar como sandbox, es decir, corriendo de forma aislada al resto de aplicaciones del ordenador y controlando de forma fina los permisos que se le conceden a la aplicación para interactuar con los recursos del sistema.

Digamos que tenemos una aplicación que corre con xdg-app. La aplicación necesitará indicar todos aquellos recursos que necesita, como por ejemplo el acceso a Internet u obtener la ubicación a través de los servicios de ubicación de GNOME. De ser así, cuando la aplicación intente acceder a esos recursos, el usuario tendrá que confirmar que desea conceder ese permiso para la aplicación.

Este sistema está inspirado en las aplicaciones que encontramos en los sistemas operativos móviles como Android o iOS, donde es común que las aplicaciones tengan que declarar los permisos especiales que necesitan y que el usuario tenga que conceder expresamente esos permisos si desea dejar que la aplicación pueda acceder a los recursos.

Aún hay más

Como siempre, los cambios entre una versión de GNOME y otra son muchos. Hay mejoras también en la librería GTK, que es la que se usa para construir aplicaciones integradas en GNOME, y cambios en otras más aplicaciones. La lista completa de cambios la tenéis en su anuncio oficial, que tiene varias partes.