21 de noviembre de 2013

Mi experiencia usando ElementaryOS: es más un hasta luego que un adiós

Durante el último mes y medio he probado en mis dos ordenadores la distribución Linux Elementary OS 0.2, la cual está basada en Ubuntu 12.04 LTS. Por un lado, ser una versión 0.2 implica que es una beta todavía en desarrollo, y que por lo tanto tiene fallos que poco a poco se irán corrigiendo. Sin embargo por otro lado está basada en otra distribución de Linux más estable y que además es de tipo LTS así que funciona sobre una base segura.

Una de las características principales de Elementary OS es que pone el diseño casi a un nivel tan prioritario (o incluso más prioritario) que el resto de la plataforma. Hacer esto sin hacer que el resto del sistema pierda rendimiento es complicado, pero eOS es capaz de conseguir un diseño que enamora en un entorno completamente funcional.

eOS es una de las pocas distribuciones de Linux que “imita” (dejémoslo al menos en “recuerda”) a la interfaz de usuario de MacOS X. Mientras que muchas distribuciones imitan el funcionamiento de Windows, probablemente para hacer más sencilla la transición por parte de nuevos usuarios, eOS dispone de un dock, un panel superior y algunos efectos que recuerdan mucho al sistema operativo de Apple.

Elementary OS viene con un conjunto de aplicaciones diseñadas prácticamente de cero. Entre ellas:
  • Gala, un gestor de ventanas basado en Mutter. Dispone de características como los escritorios virtuales, el modo exposé, para visualizar todas las aplicaciones abiertas, y por supuesto, composición de escritorio, como cualquier sistema operativo a día de hoy.
  • Pantheon es el nombre que recibe tanto el gestor de archivos como la terminal. No hay mucho que decir de ellos aparte de su look simplificado.
  • Scratch es un editor de textos muy similar a gedit (su ventana de opciones es igual por lo que probablemente simplemente sea un fork).
  • Otras aplicaciones como Maya, un calendario; Noise, un reproductor de música; Geany, un cliente de correo, o Shotwell, un visor de fotografías.
  • También trae de serie el navegador web Midori, aunque cambiarlo por otro como Firefox o Chrome es muy sencillo. Y si necesitas más aplicaciones, dispone del centro de software, donde comparte repositorio con Ubuntu 12.04.
He contado Elementary OS como si fuera un buen sistema. Entonces, ¿por qué lo he dejado de usar? Como digo en el título, más que un adiós es un hasta luego, puesto que me ha gustado mucho la forma en la que está hecha la distribución y espero poder volver a usarlo cuando sea más estable. He aquí algunos de los motivos por los que lo he abandonado.
  • Algunas aplicaciones se cierran sin previo aviso. He visto que esto ocurra a Midori, Noise y Pantheon Files.
  • Algunas aplicaciones no se cierran cuando deben. Esto le ocurre a Pantheon Terminal, sobre todo cuando abres varias pestañas y luego las intentas cerrar con el comando exit. En estos casos la terminal vuelve a escribir ‘exit’ pero nunca llega a cerrarse.
  • Aunque Elementary Tweaks añade muchas personalizaciones, muchas de las aplicaciones tienen escasas opciones y no es del todo sencillo modificar su comportamiento.
Sin embargo, hasta que no pruebes Elementary por ti mismo no podrás comprobar realmente qué te parece. Antes de probar Elementary no me terminaba de convencer a partir de las capturas de pantalla. Sin embargo un día decidí instalarlo en mi ordenador y su funcionamiento me fascinó. Si realmente tienes interés en probarlo, puedes descargarlo gratis o haciendo una donación desde su web principal en elementaryos.org.